fbpx
Anima

¿Qué es un Temazcal o Inipi?

Me inicié en mi primera experiencia en una cabaña de sudación (Inipi o Temazcal) con una actitud abierta aunque en el fondo de mi mente también había una vocecita que me susurraba la nada estimulante posibilidad de encontrarme con una actividad vacía, intrascendente y envuelta de exotismo superficial.


Siempre que me acerco a cualquier práctica espiritual o de desarrollo humano nueva para mi, tengo este miedo. ¿estoy consumiendo una experiencia más? ¿estoy haciendo algo parecido a probar un yogur nuevo del supermercado? Ha sido una sensación muy incómoda descubrir que algunas veces efectivamente así ha sido. Con el tiempo me he convertido en alguien prudente e intento a toda costa evitar el ‘consumo espiritual‘. A día de hoy identifico de forma bastante certera cuando algo es auténtico y tiene valor para mi. La cabaña de sudar lo tiene.   Tona, la conductora de la ceremonia, trasmite presencia, humildad y firmeza al mismo tiempo. Su actitud no es en ningún momento condescendiente. La condescendencia con los participantes responde a la necesidad del facilitador de ser querido y aceptado. Esta actitud impide guiar a los participantes para que traspasen sus límites y que la experiencia tenga valor y capacidad transformadora. La condescendencia lleva a algunos facilitadores a proporcionar experiencias cada vez más cómodas, más light, más vacías…hasta que acaban siendo…nada. Me alegra comprobar que esta no es la actitud de Tona. 

Entramos en la pequeña cabaña en la que hay oscuridad absoluta. Sorpresivamente esta oscuridad me transporta a experiencias relacionadas con terrores infantiles. Afuera el fuego ya ha calentado las piedras que entrarán en la cabaña incandescentes para fecundar la tierra. Los 4 elementos naturales se hacen muy presentes en su continua interacción. Participar en un Inipi es sumergirse en la esencia de la naturaleza. 

Todo transcurre en una atmósfera de autenticidad, presencia y fuerza. La tenue vocecita crítica que murmuraba desde el fondo de mi mente, desaparece por completo. Las piedras van entrando, el calor aumenta y empieza el eterno baile entre las dos actitudes vitales: la entrega a la vida y la resistencia a la vida. Los 4 elementos son tan reales, tan maestros, tan imponentes y al mismo tiempo tan sencillos y puros, que la humildad es la única posibilidad real de vivir la experiencia. Cuando mi mente miedosa emerge con fuerza me agarro a los cantos como una forma efectiva de trascenderla. Cada palabra, cada dar gracias, está preñado de significado, preñado de vida y también de pequeñas muertes y pequeños renaceres.

Al final, poderosos «darmecuentas», algo indefinido que sana, un águila en el cielo y una rica comida. Siento que he iniciado un camino que todavía es desconocido para mi pero que intuyo verdadero y provechoso.

La cabaña de sudación es una ceremonia ancestral de contacto profundo con la naturaleza y purificación espiritual/corporal que tiene su origen en Siberia, aunque es más conocida en su versión americana. Se la conoce con diferentes nombres según la cultura que la practica, los más conocidos son Temazcal e Inipi.